Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Mexico Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Muchas legislaciones medioambientales requieren un tratamiento de los fangos de las plantas para detoxificar el cianuro antes de su depósito en estanques.

Para acreditar la conformidad muchas instituciones financieras requieren un diagrama de flujo metalúrgico que muestre los pasos que se efectuarán para tratar el cianuro. SGS es líder mundial en todos los aspectos del ciclo del cianuro, incluyendo la cloración alcalina para la destrucción de cianuro. Le ayudamos a abordar esta faceta de los riesgos técnicos.

SGS desarrolla regularmente diagramas de flujo de destrucción de cianuro, y realiza las necesarias pruebas de lotes o a escala piloto. Con los datos recogidos en estas pruebas se establecen parámetros técnicos, y se diseñan después instalaciones operativas que obtendrán concentraciones de cianuro permitidas en sus gangas con los menores costes posibles.

La cloración alcalina aporta una serie de ventajas importantes:

  • incluye un poderoso oxidante  
  • puede oxidar el tiocianato (reacción 3)
  • puede oxidar el cianato a N2 y CO2 (reacción 4 en una segunda etapa), evitando la hidrólisis del cianato en el amoniaco no deseado.
  • no requiere catalizador de cobre  
  • ofrece cinética rápida
  • puede oxidar eficazmente el cianuro [CN] disociable en ácido débil [DAD] (por ello el cianuro DAD se conoce también como "CN apropiado para la clorización") dejando en solución cianuro de hierro de baja toxicidad

Las limitaciones para la cloración alcalina incluyen:

  • el proceso no es selectivo y provoca un alto consumo de reactivos  
  • requiere un pH elevado (11) para asegurar una hidrólisis rápida y completa del cloruro gaseoso cianogénico, altamente tóxico (reacción 8)
  • no se destruye el ferrocianuro, sino que se oxida sólo parcialmente a ferricianuro (reacción 5). requiere una etapa y un reactivo adicionales para eliminar cianuro de hierro (si se requiere) como un precipitado de cianuro de hierro de metal básico (como en la reacción 9)
  • puede dejar cloruro residual en la solución (lo que requiere un estanque de pulido o una etapa de aireación)

La cloración alcalina es un proceso relativamente sencillo, en el cual el lixiviado de cianuro se trata en un procedimiento de nueve etapas. Durante la cloración alcalina se forma cianógeno (CNCL) y se hidroliza a cianuro (CNO) en un pH alcalino:

Reactivos
Cl 2+ 2NaOH --> NaOCl + NaCl + H2O              

Reacciones
NaOCl + CN-DAD --> CNO-+ NaCl
4NaOCl + SCN-+ 2OH- --> CNO-+ SO42-+ 4NaCl + H2O
3NaOCl + 2CNO-+ 2H+--> N2 + 2CO2+ 3NaCl +H2O
2Fe(CN)64-+ NaOCl + 2H+--> 2Fe(CN)63-+ NaCl + H2O
CNO-+ H++ H2O --> CO2+ NH3
NaOCl + CN-+ 2H+--> CNCl + Na++ H2O
CNCl + 2OH---> CNO-+ Cl-+ H2O
6FeSO4+ 4Fe(CN)63---> 2Fe3(Fe(CN)6)2+ 6SO42-

SGS posee la tecnología y los conocimientos técnicos para ofrecerle una gestión financiable y eficaz del cianuro en todas las etapas de extracción de su oro. Contacte con nosotros pronto, en la fase de propuestas y planificación de sus operaciones auríferas, para saber si la cloración alcalina es la mejor solución para eliminar el cianuro en sus instalaciones.